domingo, 14 de junio de 2015

EFUGIO

No es porque no te ame
que no puedo verte la cara,
es sólo que no puedo encarar tu rostro
sin eliminar el mío.
 
Mixta
16 x 12
 
Cuando me miras, me volteo
de modo que apenas note tus ojos.
Si sólo pudiese mirarte
sin que tú me miraras,
podría comenzar a verte, descubrir
la curva de tus labios, semejante a
la mía; que sobre la cuesta de tus
mejillas corre un río tan profundo y oscuro
como uno junto al cual crecí, tan bajo
y seco. Y tal vez, si te atrevieras a
volver la mirada hacia mí y
vieras tus lágrimas
llenando mis ojos, podríamos empezar
a reemplazar ese infinito
miedo con amor.

Agneta Falk - Otredad

Samuel Barber - Adagio for Strings 


 
 
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en http://itzacorart.blogspot.com/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada